Cátedra de Derecho de los Mercados Financieros

Jurisprudencia



Fecha resolución:           



Sala de lo Civil n 3400/2017 de 11 de marzo de 2020


PONENTE: Francisco Martín Castán
ANTECEDENTES DE HECHO PRIMERO.- La representación procesal de Dña. Enma , presentó escrito de interposición de recurso extraordinario por infracción procesal y de casación contra la Sentencia dictada con fecha 21 de junio de 2017, JURISPRUDENCIA por la Audiencia Provincial de Valencia (Sección 7.ª), en el rollo de apelación n.º 20/2017, dimanante del juicio ordinario n.º 2135/2015 del Juzgado de Primera Instancia n.º 6 de Valencia. SEGUNDO. - Mediante Diligencia de Ordenación la referida Audiencia Provincial tuvo por interpuesto el recurso y acordó elevar las actuaciones a este Tribunal Supremo, habiéndose notificado dicha resolución a las partes litigantes, por medio de sus respectivos Procuradores. TERCERO.- Mediante diligencia de ordenación de fecha 5 de octubre de 2017 se tuvo por parte recurrente a la procuradora Dña. Eva Domingo Martínez en nombre y representación de Dña. Enma y como parte recurrida a la procuradora Dña. Sara Pastor Querol, en nombre y representación de El CUARTO. - Por la parte recurrente se ha efectuado el depósito para recurrir exigido por la Disposición Adicional 15ª de la Ley Orgánica 6/1985 de 1 de julio, del Poder Judicial. QUINTO. - Mediante providencia de fecha 15 de enero de 2020, se acordó poner de manifiesto a las partes personadas, por el plazo de diez días, las posibles causas de inadmisión de los recursos. SEXTO.- Con fecha 3 de febrero de 2020 tuvo entrada el escrito de la procuradora Dña. Eva Domingo Martínez, en la representación que ostenta, mediante el cual formuló las alegaciones que tuvo por conveniente en favor de la admisión del recurso interpuesto. FUNDAMENTOS DE DERECHO PRIMERO.- Por parte de la procuradora Dña. Eva Domingo Martínez se formula recurso extraordinario por infracción procesal y recurso de casación contra una sentencia dictada en un juicio ordinario sobre seguro de vida, con tramitación ordenada, por razón de la cuantía y con acceso a casación por el cauce previsto en el ordinal 3.º del artículo 477.2 LEC, que exige acreditar el interés casacional. Conforme a la Disposición Final 16.ª.1 regla 5 LEC, sólo si se admite el recurso de casación por interés casacional, podrá examinarse la admisibilidad del recurso extraordinario por infracción procesal. SEGUNDO.- La parte recurrente ha interpuesto recurso de casación y recurso extraordinario por infracción procesal. Por parte de la representación procesal de Dña. Enma se formuló recurso de casación y extraordinario por infracción procesal. El recurso de casación se interpone por el cauce correcto y se estructura dos motivos. El primer motivo del recurso se funda en la vulneración de los artículos 10 y 89 de la LCS y de la jurisprudencia de la Sala Primera, concretada en las sentencias n.º 222/2017, de 5 de abril de 2017 y 157/2016, de 16 de marzo, pues más que un deber de declaración, existe un deber de respuesta a las preguntas del asegurado y la fecha a tener en cuenta debe ser la del cuestionario, pues lo que acaezca en fecha posterior no puede ser tenido en cuenta para imputar una actuación dolosa. La recurrente argumenta que de los hechos probados no se puede inferir dolo en las respuestas de la Sra. Enma y señala que la cuestión a dirimir es si el boletín de adhesión o declaración de estado de salud tiene un contenido suficiente para afirmar una actitud dolosa, a lo que debe responderse en sentido negativo. En este sentido, las preguntas del cuestionario se acotan a una primera pregunta genérica, una segunda pregunta que acota temporalmente el periodo de respuesta y una tercera que supera el listón de la generalidad, sin ninguna cuestión basada en las concretas enfermedades a la que contestar. En consecuencia, debe ser la aseguradora la que soporte la imprecisión del cuestionario y la consecuencia de que por tal imprecisión no llegara a conocer el estado de salud de la asegurada en el momento de suscribir la póliza. Además, las respuestas al cuestionario fueron totalmente veraces, incluyendo la tercera respuesta. El segundo motivo del recurso se basa en la vulneración de los artículos 10 y 89 de la LCS y de la jurisprudencia de la Sala Primera encarnada en las sentencias n.º 635/2007, de 11 de junio y 787/1996, de 30 de septiembre, pues el asegurador no puede impugnar el contrato una vez transcurrido el plazo de un año desde su conclusión, salvo que concurra dolo y en este caso la sentencia recurrida no ha concluido sin fisuras tal existencia de dolo, pues indica dolo o culpa grave. A su vez, el recurso extraordinario por infracción procesal se articula en tres motivos. El primer motivo del recurso extraordinario por infracción procesal se formula al amparo del art. 469.1. 4.º LEC, por vulneración de los derechos fundamentales reconocidos en el art. 24 de la CE, por error de hecho en la valoración de la prueba. El segundo motivo se formula igualmente al amparo del art. art. 469.1. 4.º LEC, por vulneración de los derechos fundamentales reconocidos en el art. 24 de la CE, por error de en la valoración de la prueba pericial. En el tercer motivo, al amparo del art. 469.1. 2.º LEC, se denuncia la vulneración del principio de justicia rogada, por falta de la necesaria congruencia y motivación de la sentencia prevista en el art.218 de la LEC, en relación con el art. 465 del mismo cuerpo legal. JURISPRUDENCIA TERCERO.- Examinado el recurso y a la vista de las alegaciones de las partes tras la puesta de manifiesto de las posibles causas de inadmisión, procede la inadmisión del segundo motivo del recurso de casación, pues incurre en la causa de inadmisión de carencia manifiesta de fundamento ( art.483.2. 4.º LEC), porque discurre al margen de la ratio decidendi de la sentencia recurrida, cuyo fallo se basa en la falta de veracidad de las respuestas de la demandante, sin que exista un pronunciamiento sobre la regla de la indisputabilidad pasado un año del artículo 89 LCS. Ello implica que tal cuestión, en su caso, únicamente podría plantearse a través del recurso extraordinario por infracción procesal, siempre que, conforme se indica en el Acuerdo sobre criterios de admisión de 27 de enero de 2017, previamente se hubiera tratado de subsanar a través de la pertinente solicitud de complemento de sentencia y así se hubiera hecho constar en el encabezamiento de tal recurso extraordinario, requisitos que en este caso no concurren. Las razones expuestas justifican la inadmisión del motivo del recurso de casación planteado. CUARTO. - La admisión parcial del recurso de casación conlleva el examen del recurso extraordinario por infracción procesal. Tal recurso deviene inadmisible por incurrir los dos primeros motivos del recurso de casación en la causa de inadmisión de carencia manifiesta de fundamento ( art. 473.2. 2º de la LEC), al pretender el recurso una nueva valoración de la prueba, sin darse ninguno de los supuestos excepcionales de error, e intentar por este medio una revisión del juicio jurídico. A lo largo de su argumentación la parte recurrente no invoca ninguna norma como infringida en la valoración de la prueba efectuada por la sentencia recurrida, sino que expone con cierta extensión doctrina general acerca de la valoración de la prueba y los criterios para considerar errónea o irracional la conclusión alcanzada por el tribunal tanto en el caso de prueba tasada como en los supuestos de libre apreciación. Para concluir que la sentencia recurrida debió haber resuelto en un sentido conforme con lo que alegaba dicha parte. Tampoco argumenta acerca del carácter pretendidamente irracional y arbitrario de las conclusiones fácticas a que llega la sentencia recurrida, ni tampoco acerca de la lesión del derecho fundamental que anuncia en el epígrafe del motivo. Debe recordarse que la restrictiva doctrina desarrollada por esta Sala durante la vigencia de la LEC 1881 sobre el control en casación de la valoración arbitraria o ilógica de la prueba, continúa siendo plenamente aplicable, si bien ahora dentro del ámbito del recurso extraordinario por infracción procesal ( STS de fecha 28 de noviembre de 2008). Así, se ha venido admitiendo la impugnación sólo con carácter excepcional ( SSTS de fechas 12 de mayo de 2006, 28 de noviembre de 2007, con cita de las de 8 de abril de 2005, 29 de abril de 2005, 9 de mayo de 2005, 16 de junio de 2006, 23 de junio de 2006, 28 de julio de 2006, 29 de septiembre de 2006 y 16 de marzo de 2007, entre las más recientes), indicando que la valoración de la prueba corresponde en principio a la Sala de instancia, debiéndose reducir su examen en esta sede a problemas de infracción en concreto de una regla de valoración, al error patente y a la interdicción de la arbitrariedad o irrazonabilidad (SSTC 63/1984, 91/1990,81/1995, 142/1999, 144/2003,192/2003; y de esta Sala, 24 de febrero y 24 de julio de 2000, 15 de marzo de 2002, entre otras muchas). Más en concreto se ha venido indicando que procede la revisión probatoria: a) Cuando se ha incurrido en un error patente, ostensible o notorio ( SSTS de 8 y 10 noviembre 1.994, 18 diciembre 2.001, 8 febrero 2.002); b) Cuando se extraigan conclusiones contrarias a la racionalidad, absurdas o que conculquen los más elementales criterios de la lógica ( SSTS de 28 junio y 18 diciembre 2.001; 8 febrero 2.002; 21 febrero y 13 diciembre 2.003, 31 marzo y 9 junio 2.004, 9 marzo 2.010, 4 octubre 2.011 y 26 octubre 2.011), o se adopten criterios desorbitados o irracionales ( SSTS 28 enero 1.995, 18 diciembre 2.001, 19 junio 2.002, 10 junio 2.008, 19 febrero 2.010); c) Cuando se tergiversen las conclusiones periciales de forma ostensible, o se falsee de forma arbitraria sus dictados, o se aparte del propio contexto o expresividad del contenido pericial ( SSTS 20 febrero 1.992; 28 junio 2.001; 19 junio y 19 julio 2.002; 21 y 28 febrero 2.003; 24 mayo, 13 junio, 19 julio y 30 noviembre 2.004); y d) Cuando se efectúen apreciaciones arbitrarias ( STS 3 marzo 2.004) o contrarias a las reglas de la común experiencia ( SSTS 24 diciembre 1.994 y 18 diciembre 2.001) ( STS de 29 de abril de 2005, en recurso 420/1998, Ponente Sr. Corbal Fernández). En cambio, es doctrina de esta Sala que cuando la sentencia recurrida ha establecido los hechos mediante una apreciación conjunta de la prueba -como es el caso de la sentencia impugnada- no es lícito articular un motivo para modificarla, a fin de que prevalezca un elemento probatorio sobre otros ( SSTS de 17 de diciembre de 1994, RC n.º 1618/1992, 16 de mayo de 1995, RC n.º 696/1992, 31 de mayo de 1994, RC n.º 2840/1991, 22 de julio de 2003, RC n.º 32845/1997, 25 de noviembre de 2005, RC n.º 1560/1999), ni plantear cuestiones que implican la total revisión de la valoración de la prueba efectuada por la Audiencia Provincial, lo que es impropio de la naturaleza y función del recurso extraordinario por infracción procesal, pues se convertiría en una tercera instancia ( STS de 29 de septiembre de 2009, RC n.º 1417/2005). JURISPRUDENCIA A su vez, el tercer motivo del recurso adolece de carencia manifiesta de fundamento ( art. 473.2. 2.º LEC), pues cuanto a la falta de pronunciamiento que se denuncia, es inadmisible por no haber agotado todos los medios posibles para la subsanación de la infracción o defecto procesal pues la recurrente no solicitó el complemento de la sentencia, pero, además el motivo es inadmisible porque por regla general, las sentencias absolutorias no pueden incurrir en esta clase incongruencia. ( STS 722/2015 de 21 de diciembre). Las razones expuestas justifican que se deba inadmitir también el recurso extraordinario por infracción procesal. QUINTO.- Procede declarar admisible el primer motivo de casación al no advertirse en esta fase causa legal de inadmisión, e inadmisible el segundo motivo del recurso de casación y el recurso extraordinario por infracción procesal. SEXTO. - De conformidad con el artículo 483 LEC, la parte recurrida podrá formalizar su oposición al primer motivo del recurso de casación por escrito en el plazo de veinte días desde la notificación de este auto. PARTE DISPOSITIVA LA SALA ACUERDA: 1.º) Admitir el primer motivo del recurso de casación y interpuesto por la representación procesal de Dña. Enma contra una sentencia dictada en un juicio ordinario sobre seguro de vida, con tramitación ordenada por razón de la cuantía y con acceso a casación por el cauce previsto en el ordinal 3.º del artículo 477.2 LEC, que exige acreditar el interés casacional. 2.º) No admitir el segundo motivo de recurso de casación y el recurso extraordinario por infracción procesal interpuestos por la representación procesal de Dña. Enma contra una sentencia dictada en un juicio ordinario sobre seguro de vida, con tramitación ordenada por razón de la cuantía y con acceso a casación por el cauce previsto en el ordinal 3.º del artículo 477.2 LEC, que exige acreditar el interés casacional. 3.º) Abrir el plazo de veinte días, a contar desde la notificación de este auto, para que la parte recurrida formalice por escrito su oposición al recurso interpuesto. Durante este plazo las actuaciones estarán de manifiesto en la Secretaría. De conformidad con lo dispuesto en el art. 483.5 de la LEC contra la presente resolución no cabe recurso alguno. Así lo acuerdan, mandan y firman los Excmos. Sres. Magistrados indicados al margen.
 


Hosting por cortesía de la Cámara de Comercio Ibero-Rusa (CCIR)