Cátedra de Derecho de los Mercados Financieros

Jurisprudencia



Fecha resolución:           



Sala 1ª Málaga nº de 6 de mayo de 2019


PONENTE:
ANTECEDENTES DE HECHO PRIMERO.- Tramitación en primera instancia 1.- El procurador D. José Luis Rey Val, en nombre y representación de Costasuel S.L., interpuso demanda de juicio ordinario contra D. Teodulfo y D.ª Bibiana , en la que solicitaba se dictara sentencia: "por la que: "1º.- Se declare la nulidad de la ejecución hipotecaria número 553/2010, tramitada por el Juzgado de Primera Instancia número dos de los de Fuengirola, relavo a las obligaciones hipotecarias derivadas de la escritura de cesión de préstamo de fecha de veinuno de octubre de dos mil dos respecto de la finca registral número NUM000 , inscrita en el Registro de la Propiedad número uno de los de Fuengirola. "2º.- Restuir, en su caso, todos los asientos eliminados como consecuencia de la ejecución número 553/2010 tramitado por el Juzgado de Primera Instancia número dos de los de Fuengirola en los mismos términos en los que encontraba al momento de su cancelación, y en consecuencia, se declare la imposibilidad de connuar con el procedimiento ejecuvo hipotecario. "3º.- Se declare la cancelación de la hipoteca que garanzaba el crédito formalizado en escritura pública de cesión de préstamo hipotecario respecto de la finca Registral número NUM000 , inscrita al Tomo NUM001 , Libro NUM002 , folio NUM003 vto del Registro de la Propiedad número uno de los de Fuengirola, y de todos los asientos que traigan causa de la misma y que sean contradictorios con dicha cancelación. "4º.- Subsidiariamente, y para el caso de no esmar las pretensiones establecidas en los tres párrafos anteriores, se declare el derecho de los demandados al percibo únicamente del principal garanzado, de los intereses de los dos úlmos años transcurridos y la parte vencida de la anualidad corriente de la hipoteca que garanzaba la finca Registral número NUM000 , inscrita al Tomo NUM001 , Libro NUM002 , folio NUM003 vto del Registro de la Propiedad número uno de los de Fuengirola, de conformidad con lo dispuesto en el Arculo 114 de la Ley Hipotecaria ". 2.- La demanda fue presentada el 4 de mayo de 2011 y reparda al Juzgado de Primera Instancia n.º 1 de Fuengirola, se registró con el núm. 1129/2011. Una vez admida a trámite, se emplazó a la parte demandada. 3.- La procuradora Dª M.ª Concepción Marn Jiménez, en representación de D.ª Bibiana y de D. Teodulfo , contestó a la demanda mediante escrito en el que solicitaba: "[...]se dicte sentencia por la que se desesmen íntegramente las pretensiones del actor y se absuelva a los demandados. En todo caso deberán imponerse las costas al actor." 4.- Tras seguirse los trámites correspondientes, la magistrada-juez del Juzgado de Primera Instancia n.º 1 de Fuengirola dictó sentencia n.º 218/2013, de 3 de sepembre , con la siguiente parte disposiva: "Que esmando como esmo la demanda formulada por Costasuel S.L. frente a D. Teodulfo y frente a Dª Bibiana en cuanto a su pretensión subsidiaria, al desesmar las pretensiones ejercitadas con carácter principal, debo declarar y declaro que además del principal garanzado los demandados, ejecutantes en los autos 553/10 del Juzgado de Primera Instancia nº 2 de Fuengirola, pueden percibir intereses, con la limitación respecto a ellos prevista en el Art. 114 LH . Se imponen a los demandados las costas procesales causadas". SEGUNDO.- Tramitación en segunda instancia 1.- La sentencia de primera instancia fue recurrida en apelación por la representación de Dª Bibiana y de D. Teodulfo . 2.- La resolución de este recurso correspondió a la sección 4.ª de la Audiencia Provincial de Málaga, que lo tramitó con el número de rollo 1150/2013 y tras seguir los correspondientes trámites, dictó sentencia en fecha 30 de marzo de 2016 , cuya parte disposiva establece: "Que desesmando el recurso interpuesto por la representación procesal de Dª Bibiana y D. Teodulfo contra la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia N.º 1 de Fuengirola, de fecha 3 de sepembre de 2013 , en los Autos de Juicio ordinario Nº 1129/2011, DEBEMOS CONFIRMAR Y CONFIRMAMOS la expresada resolución, con expresa imposición de costas a la parte recurrente, que además perderá el depósito constuido para recurrir". TERCERO .- Interposición y tramitación del recurso extraordinario por infracción procesal y recurso de casación 1.- La procuradora D.ª Angélica Martos Alfaro, en representación de D. Teodulfo , interpuso recurso extraordinario por infracción procesal y recurso de casación. Los movos del recurso extraordinario por infracción procesal fueron: "Único.- Basándonos en la regulación del art. 469.1 de la LEC , alegamos la infracción de las normas legales que rigen los actos y garanas de proceso cuando la infracción determinare la nulidad conforme a la ley o haya podido producir indefensión. Infracción del art. 400 LEC ". Los movos del recurso de casación fueron: "Único.- En aplicación del art. 477.2 de la LEC , la sentencia es recurrible en casación, pues esta resolución se recurre porque la resolución de este recurso presente interés casacional por oponerse a la doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo en materia de cesión y subrogación del crédito hipotecario y del alcance de la responsabilidad hipotecaria del tercer adquirente de buena fe [...] Infracción del art. 114 de la Ley Hipotecaria ". 2.- Las actuaciones fueron remidas por la Audiencia Provincial a esta Sala, y las partes fueron emplazadas para comparecer ante ella. Una vez recibidas las actuaciones en la Sala, sólo se personó la parte recurrente, por medio de la procuradora mencionada en el encabezamiento, y se dictó auto de fecha 19 de diciembre de 2018, cuya parte disposiva es como sigue: "1º) Admir el recurso de casación interpuesto por la representación procesal de D. Teodulfo contra la sentencia dictada, con fecha 30 de marzo de 2016, por la Audiencia Provincial de Málaga, sección 4.ª, en el rollo de apelación n.º 1150/2013 , dimanante de los autos de juicio ordinario n.º 1129/2011 del Juzgado de Primera Instancia n.º 1 de Fuengirola. 2º) Y queden los presentes autos pendientes de señalamiento del día y hora para la votación y fallo del recurso interpuesto. 3º) Inadmir el recurso extraordinario por infracción procesal interpuesto por la indicada parte ligante contra dicha sentencia, sin imposición de las costas de este recurso a la mercanl recurrente, que perderá el depósito constuido." 3.- Por providencia de 4 de marzo de 2019 se nombró ponente al que lo es en este trámite y se acordó resolver el recurso sin celebración de vista, señalándose para votación y fallo el 25 de abril de 2019, en que ha tenido lugar. FUNDAMENTOS DE DERECHO PRIMERO.- Resumen de antecedentes 1.- El 2 de febrero de 1995 Unicaja concedió un préstamo con garana hipotecaria, por importe de 7.500.000 ptas. (45.081 €), a D. Felipe , Dña. Sonia y Dña. Taana . La garana hipotecaria se constuyó sobre la finca nº NUM000 del registro de la propiedad nº 1 de Fuengirola, que fue tasada, a efectos de subasta, en 7.000.000 ptas. La hipoteca garanzaba parte del capital, 3.500.000 ptas., y los intereses pactados de cuatro anualidades; en total, 44.628,93 €. La finca hipotecada era propiedad de D. Teodulfo y Dña. Bibiana (hipotecantes no deudores), quienes también garanzaron la parte no cubierta con la garana hipotecaria mediante una fianza solidaria. 2.- Al resultar impagado el préstamo, Unicaja instó un procedimiento ejecuvo frente a los prestatarios y los garantes, en el que se despachó ejecución por importe de 46.448,48 € de principal y 21.035,42 €, presupuestados para intereses y costas. En ese procedimiento resultó embargada la misma finca que antes había sido hipotecada. 3. - El 21 de octubre de 2002, Unicaja cedió su crédito a los garantes, D. Teodulfo y Dña. Bibiana , por precio de 87.936,50 €, lo que fue comunicado al juzgado el 16 de enero de 2003. 4.- Los cesionarios, como sucesores procesales de la ejecutante, solicitaron la subasta de la finca embargada, que tuvo lugar el 20 de enero de 2005. Se la adjudicó la endad mercanl Costasuel S.L. por 3.600 €, quien se subrogó en las cargas y gravámenes anteriores, entre ellas, la hipoteca antes indicada. 5.- El 9 de junio de 2005, se entregó a Costasuel la posesión de la finca. 6.- El 15 de marzo de 2010, D. Teodulfo formuló demanda de ejecución hipotecaria contra Costasuel, en reclamación del importe de la deuda a la fecha de la cesión (87.936,50 €), más 42.683,83 €, en concepto de intereses y gastos. 7.- Costasuel interpuso una demanda contra D. Teodulfo y Dña. Bibiana , en la que solicitó que se declarase la nulidad de la ejecución hipotecaria seguida en su contra y se cancelara la hipoteca sobre la finca registral nº NUM000 del registro de la propiedad nº 1 de Fuengirola. Subsidiariamente, que se declarase que los demandados únicamente debían percibir el principal e intereses garanzados de los dos úlmos años y la parte vencida de la anualidad corriente, conforme al art. 114 de la Ley Hipotecaria (LH ). 8.- Tras la oposición de la parte demandada, el juzgado de primera instancia esmó la demanda en cuanto a su pretensión subsidiaria y desesmó la peción principal. 9. - Interpuesto recurso de apelación por la parte demandada, la Audiencia Provincial confirmó la sentencia de primera instancia. En lo que ahora importa, consideró que el tercer adquirente de una finca hipotecada únicamente responde de lo previsto como regla legal en el art. 114 LH , y que los pactos contenidos en el contrato garanzado con la hipoteca, sobre una responsabilidad hipotecaria mayor, no afectan a dicho tercero, por no haber sido parte en el contrato. Es decir, que la mención salvo pacto en contrario que se conene en el art. 114 LH solo operainter partes, pero no frente a terceros. SEGUNDO.- Recurso de casación. Responsabilidad hipotecaria del tercero adquirente Planteamiento: 1.- El único movo del recurso de casación denuncia la infracción del art. 114 de la Ley Hipotecaria (LH ). Cita como infringidas las sentencias de esta sala 186/2009, de 17 de marzo , y 435/2009, de 11 de mayo 2.- En el desarrollo del recurso alega la parte recurrente, de manera resumida, que no cabe aplicar el límite de las dos anualidades de intereses que ha efectuado la Audiencia Provincial, ya que se pactó un plazo más amplio (cuatro años) y ese pacto opera tanto respecto de las partes que suscribieron el contrato de hipoteca como de los terceros adquirentes del bien hipotecado. Decisión de la Sala: 1.- Los dos primeros párrafos del art. 114 LH establecen: "Salvo pacto en contrario, la hipoteca constuida a favor de un crédito que devengue interés no asegurará, con perjuicio de tercero, además del capital, sino los intereses de los dos úlmos años transcurridos y la parte vencida de la anualidad corriente. "En ningún caso podrá pactarse que la hipoteca asegure intereses por plazo superior a cinco años". De tal manera que la delimitación de la responsabilidad hipotecaria por intereses en perjuicio de terceros ene un límite máximo de cinco años; es decir, en ningún caso podrán reclamarse, frente a terceros, intereses de más de cinco anualidades. Dentro de este máximo, la ley posibilita la libertad de pacto, que puede ejercitarse, bien mediante la fijación de un número de años disnto, dentro del máximo de cinco, que, en conjunción con el po de interés previamente establecido, determinará ese máximo de responsabilidad por interés, ajustado a las exigencias del principio de especialidad ( art. 12 LH ), bien mediante la fijación de una candad máxima, que no podrá exceder del resultado de aplicar el po de interés establecido, a un periodo de cinco años ( art. 220 del Reglamento Hipotecario ). Como dice la sentencia 770/2014, de 12 de enero de 2015 , "[e]l art. 114 LH se refiere a la extensión objeva de la hipoteca, en relación a tercero. Conene dicha norma hipotecaria una limitación de la responsabilidad de la finca, de forma que sólo perjudica a tercero la carga inscrita y con un límite de reclamación posible derivada de la misma". 2.- El art. 114 LH disngue entre los intereses pactados por los contratantes (ordinarios y de demora) y la responsabilidad hipotecaria. De hecho, la escritura de préstamo hipotecario responde a esta doble consideración. Conene una primera parte, que podemos denominar obligacional, que regula el préstamo, y una segunda donde se constuye la garana sobre el bien. En esta segunda parte se conene la cláusula que establece la responsabilidad hipotecaria, al decir que se constuye la hipoteca en garana del principal del préstamo, los intereses de cuatro anualidades al po pactado, la candad presupuestada para los intereses de demora y la candad presupuestada para costas y gastos. De manera que la suma de estos conceptos representa la denominada responsabilidad hipotecaria. La responsabilidad hipotecaria indica, en cada caso, cuál es el máximo de lo que responde un tercero de buena fe en caso de que él sea propietario y se ejecute el bien. En definiva, es un instrumento de protección e información a terceros, así como del acreedor. Si no exisese, el acreedor solo podría exigir los intereses ordinarios correspondientes al máximo de dos años fijados por ley. En resumen, la responsabilidad hipotecaria es la candad máxima de la que responde el bien inmueble en caso de ejecución de la hipoteca por impago del préstamo que garanza. En el caso concreto de la deuda por intereses, la ley ha limitado los intereses de los que responde la hipoteca, para facilitar a los terceros conocer la cuana de la responsabilidad hipotecaria mediante la consulta de la inscripción de la hipoteca, sin necesidad de hacer averiguaciones acerca de si los intereses estaban o no pagados. 3.- La responsabilidad hipotecaria ene efectos tanto inter partescomo erga omnes,en cuanto contribuye a la determinación de la extensión de la cobertura hipotecaria. El máximo de cobertura hipotecaria, en cuanto especificación delimitadora del contenido del derecho real, opera a todos los efectos legales, favorables o adversos, y tanto en las relaciones entre el acreedor hipotecario y el deudor hipotecante como en las que se producen entre aquél y el tercer poseedor, o los tulares de derechos reales o cargas posteriores sobre la finca gravada, adquiridos a tulo oneroso o gratuito. 4.- Debe tenerse en cuenta, además, que Costasuel se adjudicó en subasta el bien hipotecado, por lo que ene que atenerse a la previsión del art. 670.5 LEC , cuando dice: "Quien resulte adjudicatario del bien inmueble conforme a lo previsto en los apartados anteriores habrá de aceptar la subsistencia de las cargas o gravámenes anteriores, si los hubiere y subrogarse en la responsabilidad derivada de ellos". Es decir, Costasuel se subrogó en la responsabilidad derivada de la hipoteca anterior, conforme a su inscripción ( sentencia 77/2012, de 22 de febrero ), que garanzaba cuatro años de intereses, dentro de los márgenes permidos por el art. 114 LH . 5.- Como consecuencia de lo cual, el recurso de casación ha de ser esmado. TERCERO.- Asunción de la instancia. Desesmación de la demanda 1.- Al haberse esmado el recurso de casación y anularse la sentencia recurrida, este tribunal debe asumir la instancia. Y, por las mismas razones expuestas, esmar el recurso de apelación de los Sres. Bibiana y Teodulfo y desesmar la pretensión subsidiaria de la demanda. 2.- Como la pretensión principal de la demanda había quedado desesmada en primera instancia y dicho pronunciamiento quedó firme, lo ahora acordado implica la desesmación total de la demanda. CUARTO.- Costas y depósitos 1.- Al haberse esmado el recurso de casación, no procede hacer expresa imposición de las costas causadas por el mismo, según previene el art. 398.2 LEC . 2.- La esmación del recurso de apelación conlleva también que no se impongan sus costas ( art. 398.2 LEC ). 3.- La esmación del recurso de apelación supone la desesmación íntegra de la demanda, por lo que las costas de la primera instancia deben imponerse a la parte demandante, según ordena el art. 394.1 LEC . 4.- Asimismo, procede la devolución de los depósitos constuidos para los recursos de apelación y casación, de conformidad con la disposición adicional 15ª, apartado 8, LOPJ . FALLO Por todo lo expuesto, en nombre del Rey y por la autoridad que le confiere la Constución, esta sala ha decidido: 1.º- Esmar el recurso de casación interpuesto por D. Teodulfo contra la sentencia nº 179/2016, de 30 de marzo, dictada por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Málaga, en el recurso de apelación nº 1150/2013 , que casamos y anulamos. 2.º- Esmar el recurso de apelación interpuesto por D. Teodulfo y Dña. Bibiana contra la sentencia nº 218/2013, de 3 de sepembre, dictada por el Juzgado de Primera Instancia nº 1 de Fuengirola , en el juicio ordinario 1129/2011, que revocamos. 3.º- Desesmar la demanda formulada por Costasuel S.L. contra Dña. Bibiana y D. Teodulfo , a quienes absolvemos de todas las pretensiones deducidas en su contra. 4.º- Condenar a Costasuel S.L. al pago de las costas de la primera instancia. 5.º - No hacer expresa imposición de las costas de los recursos de apelación y de casación. 6.º- Ordenar la devolución de los depósitos constuidos para la formulación de los recursos de apelación y casación. Líbrese al mencionado tribunal la cerficación correspondiente, con devolución de los autos y del rollo de Sala. Noquese esta resolución a las partes e insértese en la colección legislava. Así se acuerda y firma.
 

Hosting por cortesía de la Cámara de Comercio Ibero-Rusa (CCIR)